La castracion en el perro

8 de Septiembre de 2008 por Dra. Catalina Junco P. M.V.  
Categorías: Archivos, Medicina Veterinaria

Es la extirpación quirúrgica de los órganos sexuales de los machos.

No se realiza solo para evitar la reproducción, también para eliminar algunos efectos indeseables que producen las hormonas sobre el comportamiento de los perros.

La castración tiene efectos sobre:

1. Comportamiento

La castración de los animales no altera ni su vitalidad, ni su temperamento, ni su instinto, ni su inteligencia, etc. Los hace más sociables y menos problemáticos. Evitamos así conductas inapropiadas para las mascotas y sus dueños como: el marcaje con orina; la ansiedad sexual que produce en animales deseo de escaparse, instinto de monta; y problemas de agresividad por dominancia sexual con otros machos e incluso con las personas. En definitiva se reduce el estrés hormonal que sufren nuestras mascotas al no dejarlas reproducirse, aumentando así su calidad de vida.

2. Salud

Los animales no necesitan ni psicológicamente ni fisiológicamente el reproducirse, y el hecho de tener alguna camada no evitará ninguna patología. La castración tiene una serie de ventajas y beneficios sobre la salud de nuestras mascotas aumentando su esperanza de vida al reducir la aparición de posibles enfermedades:

Evita los problemas de próstata, tumores, hernias perianales, etc.

Una vez castrados, deberemos proporcionar a nuestros animales una dieta adecuada para evitar el sobrepeso debido a que la tasa metabólica en reposo por lo que los requerimientos energéticos diarios serán menores.

3. Sociedad

Con la castración se evita la proliferación de camadas no deseadas al evitar la reproducción accidental o indiscriminada de los animales. Es fundamental el control de las poblaciones de perros en las ciudades, ya que miles de animales que no se consiguen dar en adopción son sacrificados cada año en refugios o perreras.

¿Cómo es el procedimiento?

La orquiectomía (extirpación quirúrgica de los testículos) que es mejor que la vasectomía porque reduce el efecto hormonal sobre el comportamiento y la salud.

Se trata de una cirugía que se practica de rutina en medicina veterinaria, y que se realiza con anestesia general.

Se recomienda la realización de una revisión prequirúrgica de los animales que incluya una analítica sanguínea (hemograma y perfil bioquímico).

Necesitaran antibióticos y cuidados durante una semana y se suelen recuperar a los 2 o 3 días. Se recomienda además el uso posquirúrgico de collar isabelino para evitar que se laman excesivamente la herida después de la cirugía.

¿Y… cuándo se recomienda castrar a un perro?

-Problemas de comportamiento: agresividad, marcaje con orina.

-Patologías hereditarias: perros con displasia, criptorquidia (testículos retenidos que no descienden), alergias, etc.

-Prevención de patologías: tumores prostáticos, enfermedades venéreas, etc.

-Control de población.

La edad más recomendable para la realización de la cirugía será antes del año de edad, ya que se recuperan mejor mientras más jóvenes son, se logra reducir la influencia hormonal sobre diversas patologías.

Castrar a nuestro perro tiene muchos beneficios sobre su salud y ayuda a la protección de los animales en general, al contribuir a evitar la sobrepoblación y abandono.

Criptorquidia en el perro

27 de Agosto de 2008 por Dra. Catalina Junco P. M.V.  
Categorías: Archivos, Medicina Veterinaria

La criptorquidia es la ausencia de uno o más testículos de la bolsa escrotal. Estos testículos no descendidos se encuentran en el abdomen, en el canal inguinal o a nivel subcutáneo en la zona de la ingle.

El perro nace con los testículos en la cavidad abdominal, estos deben descender hasta el escroto a través del canal inguinal.

A las ocho semanas de vida deberíamos palparlos. En algunos casos solo se palpa uno, o al palparlos ascienden un poco hacia el canal inguinal por donde descendieron.

Si a los 2 meses de edad no notamos nada deberíamos de comenzar a sospechar que puede ser un perro criptorquídeo. Dándole de tomas formas dos meses más para dar un diagnostico definitivo.

La criptorquidea es la alteración mas frecuente del desarrollo sexual del macho, afectando al 13% de ellos.
En el macho, los testículos deben estar en la bolsa escrotal a las 8 semanas de vida.

El diagnóstico de esta alteración se realiza por palpación de la bolsa escrotal.

Se trata de una alteración heredable y hay ciertas razas de perros más predispuestas como el Caniche, Yorkshire, Teckel, Maltés, Boxer, Pequinés y Schnauzer miniatura.

En principio la criptorquidia no produce ningún síntoma, pero los testículos no descendidos, están sometidos a una temperatura mayor a la adecuada y tienen una alta tendencia a desarrollar tumores.

Estos tumores pueden ser muy evidentes cuando se encuentran en la ingle o en el canal inguinal, y son más difíciles de detectar cuando se encuentran en el abdomen. Un testículo afectado de este tipo de tumores puede llegar a segregar grandes cantidades de hormona femenina, dando lugar a un “Síndrome

de feminización“.

El único tratamiento consiste en la extirpación de, al menos, el testículo no descendido. Pero al ser un defecto que se transmite a la descendencia, se aconseja la castración del macho para evitar que el problema se propague.

En la foto se aprecia la apariencia de 2 testículos normales, que han descendido y se encuentran en la bolsa escrotal.